BALLET: Sus lesiones y el beneficio de la Rehabilitación.

Por L.R. Ricardo Antonio Ruiz Ferráez M.G.S.

La práctica del Ballet ha sido siempre una de las disciplinas más solicitadas y practicadas por todo el mundo, México no se encuentra atrás en este concepto y nuestro estado de Yucatán tampoco, sin lugar a dudas se trata de una de las disciplinas más demandantes ya que requiere de una fuerte capacidad de fuerza, resistencia y elasticidad, siendo estas unas características biomecánicas contradictorias, analizándolas desde aspectos biomecánicos específicos.

Su entrenamiento formal y serio se inicia a edades muy tempranas en las bailarinas y bailarines  pudiendo abarcar hasta 10 o 14 años de entrenamiento el dominar la disciplina a niveles profesionales, la corta edad a la que de inician los entrenamientos sumado a lo inmaduro del sistema ósea y muscular de los practicantes, puede constituir un factor determinante en lo referente a las posturas que se adquirirán y mantendrán en lo futuro. La elasticidad de la etapa infantil es algo muy aprovechado en el desarrollo del arte, pero es valioso considerar que los aspectos posturales heredados de los practicantes podrían ser un riesgo en la salud postural y podológica (forma del pie y la pisada al caminar de los niños).

Como parte normal de los ensayos de este arte, las bailarinas están mucho tiempo sometidas a posturas de gran tensión muscular y rangos de hipermovilidad y amplitud que exceden los parámetros articulares normales, lo cual aumenta el estrés articular, así como el desgaste de las carillas articulares y capsulo-ligamentosas, agregando el desbalance de las fuerzas y el cambio en el centro gravitacional (Philippon M. Hip injuries in elite athletes. USA 2012).

Los ejemplos más marcados de estas posiciones de arcos extremos son las denominadas:

ballet1 ballet2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ballet3

Las lesiones son algo común en este ambiente sobre todo cuando los entrenamiento previos a una función o presentación exceden los 35 horas semanales de ensayo, Según los datos obtenidos en la National Electronic Injury Surveillance System en el 2012 han encontrado que de 17 a 95 % de los bailarines se lesionan anualmente,  esta prevalencia se debe a las posiciones adoptadas y a factores individuales como la morfología, entrenamiento y cuidado de la técnica individual, el mayor riesgo se encuentra en las miembros pélvicos siendo las rodillas la zona más frecuente de lesión encontrando entre un 57 a un 75% seguido del   tobillo (esguinces, fracturas, lesiones por sobreuso) y pie (34-54 %) y menos frecuentes en espalda y pelvis (12-23%).

 

Podemos clasificar las lesiones en 2 tipos principales.

Lesiones por Sobrecarga (Lesiones por Esfuerzo Repetido o LERs) y Lesiones Traumáticas.

La diferencia es sencilla, Las LERs son aquellas que no se producen de forma inmediata ni suelen ser discapacitantes al inicio no son provocadas por un evento determinado y claramente identificable, más bien son pequeños desgastes y lesiones que va limitando la practica y dejan secuelas que se consideran algunas veces “normales” como podríamos mencionar uñeros, callosidades, “engatillamientos” de dedos (dedos en Martillo).

El segundo grupo es más fácil de definir, las lesiones traumáticas son lesiones que se presentan de forma inmediata a un evento de máximo demanda o amplitud, son típicos posteriores a caídas o movimientos de gran aceleración y fuerza, podemos mencionar dentro de estos los esquinces, fisuras, fracturas, traumatismos y desgarres musculares.

Otra forma de clasificarlas más ilustrativa será por considerando las regiones donde más se refieren estas lesiones por la danza.

CADERA

BURSITIS TROCANTEREA

 Lesión típica que se ubica en al zona posterolateral de la cadera, la Bursitis es la inflamación de una pequeña bolsa serosa denominada bursa que se encuentra en varias articulaciones de gran movimiento, sirve como un amortiguados y una protección a la fricción o roce de los tendones con la parte del hueso donde se insertan, sueles irritarse a los movimientos repetitivos.

CIATALGIA

Es la compresión e irritación normal del Nervio Ciático, su trayecto que inicia desde la zona lumbar, desciende de forma típica con el glúteo, pasando por la parte posterior hacia la rodilla (en su porción lateral) y termina en el tobillo. Es importante mencionar que esta patología y trayecto suele predominar por la parte posterior de la pierna.

SÍNDROME PIRAMIDAL

Es un síndrome parecido al mencionado anteriormente, caracterizado por una compresión al nervio ciático por un musculo (el piramidal) que precisamente a la altura de la Pelvis comprime al nervio ciático y produce síntomas parecidos.

 

RODILLAS

BURSITIS ROTULIANA Y EN LA PATA DE GANSO

Encontramos dentro de estas la más común que es la prerotuliana igualmente llamada traumática, ya que su daño común se debe a constante impacto o trauma de la misma, por otro lado en la parte interna de la rodilla encontramos una zona denominada pata de ganso, es la unión de 3 músculos que convergen en un mismo punto óseo, que al igual que el de la cadera, por esfuerzo de torsión o flexión repetitiva.

DOLOR EN LA ESPINILLA

Suele ser un digno producto de una fractura por estrés la cual se define como una ruptura parcial o total del hueso por trauma repetitivo o por carga de peso que excede la resistencia normal del tejido  o por una periostitis inflamación típica de las zona de inserción de los músculos de la cara anterior o medial de las pantorrillas.

LESIONES MENISCALES

Uno de los problemas más comunes en la zona de la rodilla son los traumatismos y desgastes en los meniscos siendo más afectado el menisco interno, estos meniscos tiene la función de amortiguados y acoplados de la articulación de la rodilla, distribuyen las cargas de peso entre las carillas articulares del fémur y la tibia y evitan el impacto directo entre estas estructuras.

CONDROMALACIA Y SÍNDROME PATELOFEMORAL

Se trata de una patología de desgaste en el cartílago de la rótula o en los cóndilos femorales, la razón de esta es típicamente biomecánica y tiene que ver con la forma en que se desplaza la rotula y el respectivo roce que tenga con el hueso femoral, su presencia es producto de un desajuste en la fuerza de los músculos cuadriceps que provocan un desplazamiento lateralizado al realizar la flexión de la rodilla, produciendo roce, chasquidos y algunos casos dolor.

TOBILLOS Y PIES

SESAMOIDITIS

fisiobrasil

Inflamación de los huesos sesamoideos, son pequeños y se encuentran en las falanges de los   dedos, Existen sesamoideos periarticulares y sesamoideos intratendinosos. Los sesamoideos que nos ocupan, son los metatarsofalángicos del dedo gordo o hallux, periarticulares constantes, en número de dos, uno interno y otro externo. Ambos viven en el espesor de dicha articulación fibrocartilaginosa del dedo gordo, y labran en la cabeza del primer metatarsiano dos surcos de dirección ánteroposterior.

 

Cada uno de estos surcos reviste la forma de una pequeña polea por la cual se desliza el sesamoideo correspondiente, cada vez que el bailarín va a la media punta o a la punta.

La sesamoiditis es otro típico caso de suma de microtraumatismos, por la continua fricción que soportan en cada flexoextensión del dedo con respecto al primer metatarsiano, más la fricción que reciben por el piso que desencadena dicha patología.
Otra causa de sesamoiditis son las producidas por fracturas de uno de ellos, debido a la suma de caídas en media punta.

 

TENDINITIS DEL TALON DE AQUILES.

En danza son muchas las posiciones en las que se coloca el pie en rotación externa sin levantar el talón y carga su fuerza en el Aquiles. Esto provoca microtraumatismos, y la suma de éstos desencadenan las tendinitis. Es una afección repetitiva y temida pues frecuentemente es la antesala de la ruptura del tendón; cada episodio de dolor son miofribillas que se rompen, por lo cual la suma de episodios lleva a esta ruptura. La reparación suele ser estrictamente quirúrgica.
Puede surgir luego de comenzar un trabajo sin haber elongado correctamente; por ello se deja para el final de la clase, todo lo que sean ejercicios con pequeños o grandes saltos.

Se ha detectado mayor presencia de este trastorno en las bailarinas que tienen pie cavo

ENGATILLAMIENTO DE LOS DEDOS

Se debe al proceso de tendinitis de los músculos plantares del pie, los cuales evitan la extensión y relajación de los dedos traccionandolos hacia atrás, de forma común esta posición se torna dolorosa al cambiar el apoyo de los pies y el calzado, resulta particularmente molesta a la hora de caminar.

Otras lesiones que tienen relación con la postura y el desbalance de la musculatura abdominal podríamos mencionar:

HIPERLORDOSIS LUMBAR

Con este de hace mención al incremento de la curva fisiológica de la columna en la zona lumbar, provocando mayor proyección anterior de la curva y la respectiva rotación pélvica, esta condición presenta mayor carga en las carillas anteriores de los discos intervertebrales así como  una retracción de los musculos dorsales encargados del sostén de la columna y su respectivo alineamiento.

Tradicionalmente este comportamiento mecánico se asocia a posiciones de extensión máxima y por tiempo sostenido.

 

LA IMPORTANCIA DE LA REHABILITACIÓN PARA LA DANZA

Ademas de los elementos propiamente descritos como terapias disponibles, el enfoque más completo de la terapia esta en PREVENIR el daño y las lesiones que puedan acaecer durante la práctica de este arte, para estos fines se cuenta con muchísimos métodos que van desde la fisioterapia convencional, hasta la aplicación de técnicas mínimamente invasivas como la punción seca hasta las el uso de TAPING NEUROMUSCULAR para disminuir el dolor, estabilizar articulaciones, fortalecer musculatura o drenar zonas con inflamación.

terapiasdancer

En caso de requerir ayuda acércate sera un gusto poder servirte, siempre visita centros especializados y con personal profesional, el manejo correcto de estas patologías es trabajo de un Rehabilitador o Fisioterapeuta, no te pongas en manos de personas que ponen en riesgo tu salud.